Vivienda en Marquínez - Fachada norte

Vivienda en Marquínez - Fachada sur

El emplazamiento del edificio viene determinado por la obligación de retranqueo de 3 metros a linderos marcados por las N.N.S.S. De este modo, la fachada suroeste se separa 3 metros del lindero adyacente, y se desarrolla a partir de dicha alineación. Además, la puerta del garaje se orienta hacia el Camino del Molino para facilitar el acceso de los vehículos con el menor número necesario de maniobras.


La vivienda se desarrolla en una planta, adoptando forma de L, aunque cada una de sus tres partes adquiere cierta independencia volumétrica que hace que se deforme dicha L. La zona de día, es decir, la cocina, la despensa, el comedor y el salón, se sitúa en el extremo del brazo de la L que se aproxima hacia el Camino del Molino. Con acceso desde el salón se encuentra una terraza cubierta, con orientación suroeste. En el extremo del otro brazo se ubica el garaje y el taller. Así la intersección entre ambos brazos alberga el vestíbulo de entrada y un porche previo al mismo y la zona de noche, integrada por tres habitaciones (una de ellas con baño y ropero) y un baño independiente.


Los huecos del salón comedor se orientan hacia el sudeste y suroeste, mientras que los de la cocina lo hacen hacia el sudeste y nordeste. Dos de las habitaciones se orientan al suroeste, mientras que la otra lo hace hacia el noroeste. El garaje y taller también cuentan con iluminación natural, a nordeste y noroeste el primero y únicamente al noroeste el segundo.

La disposición de los huecos se hace teniendo en cuenta las necesidades de iluminación de los diferentes usos interiores de la vivienda, así como de la imagen del alzado hacia la calle.

La cubierta será a dos aguas, que evacuarán hacia las fachada sudeste, la de acceso rodado y a la noroeste, trasera. Esta cubierta se adapta a los diferentes volúmenes sobre los que se encuentra, por lo que se configura en diferentes faldones, tal y como se define en la documentación gráfica.Se utilizará la teja cerámica curva mixta roja del tipo levantina, como cubrición.


Mencionar que la vivienda se desarrollará elevada sobre el suelo mediante un forjado sanitario, a fin de evitar los posibles problemas que en ocasiones conlleva el desbordamiento del río, empantanando la zona.


Los acabados de las fachadas contarán con materiales acordes a la zona. El volumen que alberga la vivienda se acaba en su mayoría con mampuestos de piedra, resolviendo las esquinas con sillares. Tanto el volumen del garaje como la parte de la fachada que define la entrada se realizan mediante ladrillo caravista del tipo galletero rústico, sin sillería en esquinas.