Rehabilitación de vivienda en Marauri - Condado de Treviño - Imagen desde la era

Rehabilitación de vivienda en Marauri - Condado de Treviño - Imagen del vestíbulo

Rehabilitación de vivienda en Marauri - Salón de planta primera

De la vivienda preexistente se han mantenido los muros perimetrales de piedra y los cuatro pilares centrales de madera, así como las vigas que descansan sobre ellos. Este antiguo pajar, era de proporciones casi cuadradas en planta con un pequeño anexo en su parte norte a modo de cobertizo, de una sola planta y a una cota más alta que el nivel del suelo del espacio principal. 

 

La vivienda se desarrolla en dos plantas. En planta baja see sitúa la zona de día, es decir, la cocina, el salón-comedor, un baño completo, un almacén y un gran patio interior a doble altura, reconvirtiendo el cobertizo, anexo a la vivienda en su parte norte, en un office cerrado donde se dispondrá la caldera el depósito y la zona de lavado.

 

En planta primera se proyecta la zona de noche. Se deja libre la crujía central, para conseguir doble altura en el patio de la planta baja y uniendo las dos crujías laterales por medio de una pasarela. En estas dos crujías se disponen las habitaciones, dos en una de ellas, en la zona este de la vivienda, y la habitación principal en la otra, la oeste, junto a un baño completo, un vestidor y una zona de estar abierta a la doble altura.


Todo se ilumina a través de una gran cristalera en la zona de estar y en la doble altura.

Además se busca potenciar las vistas exteriores.

En planta baja se planteaba construir un porche a lo largo de toda la fachada oeste, la del salón y la cocina, que se ha dejado para una intervención futura.


En cuanto a los huecos, en la fachada oeste en planta baja, se abren los de la cocina y salón. Estos son 3 grandes huecos a modo de puertas acristaladas abiertas al porche, uno en la cocina y dos en el salón-comedor. En la misma fachada pero en planta primera se abren dos ventanas, una perteneciente a la habitación principal y otra la del baño. A su vez se disponen dos ventanas juntas a fin de generar una apertura de mayores dimensiones y cumplir así con el requisito de las normas de componer huecos de proporción vertical a partir de la planta primera.


En la fachada principal, la Sur, se encuentra la puerta de acceso a la vivienda así como dos huecos de ventanas ya existentes en planta baja. Una de ellas da a la cocina y otra ilumina el arranque de la escalera dispuesta en el patio. En planta primera solo se abre un hueco, el perteneciente a la habitación.

 

La escalera, con forma de “U” dispone el arranque en la parte central de la crujía este. La propia escalera divide a su vez esta crujía en dos partes, unidas a su vez por la pasarela donde desembarca la escalera. Desde esta pasarela surge otra que une las crujías este y oeste, la cual alberga la habitación principal, su baño y vestidor y la zona acristalada, y cruza el espacio a doble altura del patio.

 

La cubierta, de estructura de madera y nueva construcción, se desarrolla a dos aguas, que evacuan hacia las fachadas frontales de la vivienda, en este caso, la Norte y la Sur.


La disposición de los huecos se hace teniendo en cuenta las necesidades de iluminación de los diferentes usos interiores de la vivienda, así como de la imagen del alzado hacia la calle.


Los acabados de las fachadas  son los preexistentes, muro de piedra, menos en la fachada oeste, donde se recurre a un mortero monocapa de tonalidades ocres.