Alzado Noroeste - Rehabilitación y adecucación de pabellón agrícola para vivienda unifamiliar en Sáseta, Condado de Treviño, Burgos.

Alzado Suroeste - Rehabilitación y adecucación de pabellón agrícola para vivienda unifamiliar en Sáseta, Condado de Treviño, Burgos.

Alzado Oeste - Rehabilitación y adecucación de pabellón agrícola para vivienda unifamiliar en Sáseta, Condado de Treviño, Burgos.

Alzado Sur - Rehabilitación y adecucación de pabellón agrícola para vivienda unifamiliar en Sáseta, Condado de Treviño, Burgos.

Alzado Norte - Rehabilitación y adecucación de pabellón agrícola para vivienda unifamiliar en Sáseta, Condado de Treviño, Burgos.

La idea y volumetría del proyecto vino impuesta por la forma y las alineaciones de la edificación original, y la necesidad de desarrollar una vivienda en su interior, aprovechando los cierres, cubierta y estructura de la edificación existente, manteniendo el volumen existente.

Por motivos económicos no se utilizó todo el espacio disponible en planta, con lo que la zona destinada a vivienda se planteó en el extremo oeste de la edificación, en dos alturas (PB y P1ª), aprovechando las mejores vistas y soleamiento de la parcela, y dejando el resto de espacio interior existente como garaje, en la zona más oscura junto a la medianera con el vecino.

Para la organización del programa, según requerimiento del promotor, se sitúan en planta baja, un espacio destinado a porche, el salón-comedor, la cocina, el dormitorio principal, un baño, la escalera de subida a planta primera y el resto de espacio existente como garaje.

El porche recibe al visitante dándole paso al centro del espacio vividero, desde donde parten todos los recorridos, después de haber atravesado un vestíbulo que sectoriza y evita las pérdidas térmicas. En el núcleo central se ubica la escalera que asciende a planta primera y un pasillo que conduce a la habitación de planta baja, así como una entrada directa a la zona de salón-comedor. Desde ésta pieza, una puerta establece una conexión directa entre la zona de comedor y la cocina. La cocina dispone también de acceso directo con el distribuidor principal.

En planta primera se disponen tres habitaciones y un baño, desarrolladas sobre el espacio de vivienda de planta baja, con un distribuidor lineal como conexión con la escalera. El garaje cuenta con toda la altura interior existente.

En cuanto a los criterios estéticos, la edificación mantiene los materiales existentes, con sus muros de piedra y su cubierta inclinada acabada en teja cerámica, recurriendo al ladrillo galletero en la zona alta del hastial enmarcando los huecos de ventana superiores. Las carpinterías se realizan de aluminio, mimetizando el aluminio grafito con el negro característico de la profundidad del vidrio.

La idea y volumetría del proyecto vino impuesta por la forma y las alineaciones de la edificación original, y la necesidad de desarrollar una vivienda en su interior, aprovechando los cierres, cubierta y estructura de la edificación existente, manteniendo el volumen existente.

Por motivos económicos no se utilizó todo el espacio disponible en planta, con lo que la zona destinada a vivienda se planteó en el extremo oeste de la edificación, en dos alturas (PB y P1ª), aprovechando las mejores vistas y soleamiento de la parcela, y dejando el resto de espacio interior existente como garaje, en la zona más oscura junto a la medianera con el vecino.

Para la organización del programa, según requerimiento del promotor, se sitúan en planta baja, un espacio destinado a porche, el salón-comedor, la cocina, el dormitorio principal, un baño, la escalera de subida a planta primera y el resto de espacio existente como garaje.

El porche recibe al visitante dándole paso al centro del espacio vividero, desde donde parten todos los recorridos, después de haber atravesado un vestíbulo que sectoriza y evita las pérdidas térmicas. En el núcleo central se ubica la escalera que asciende a planta primera y un pasillo que conduce a la habitación de planta baja, así como una entrada directa a la zona de salón-comedor. Desde ésta pieza, una puerta establece una conexión directa entre la zona de comedor y la cocina. La cocina dispone también de acceso directo con el distribuidor principal.

En planta primera se disponen tres habitaciones y un baño, desarrolladas sobre el espacio de vivienda de planta baja, con un distribuidor lineal como conexión con la escalera. El garaje cuenta con toda la altura interior existente.

En cuanto a los criterios estéticos, la edificación mantiene los materiales existentes, con sus muros de piedra y su cubierta inclinada acabada en teja cerámica, recurriendo al ladrillo galletero en la zona alta del hastial enmarcando los huecos de ventana superiores. Las carpinterías se realizan de aluminio, mimetizando el aluminio grafito con el negro característico de la profundidad del vidrio.