Vivienda en Castillo - Fachada de entrada - Norte

Vivienda en Castillo - Fachada al paisaje - Sur

Vivienda en Castillo - Fachada lateral Oeste

El emplazamiento del edificio surge desde una aproximación urbanística a la parcela, el soleamiento y teniendo en cuenta los vientos predominantes en la zona.

Por ese motivo la disposición de la vivienda pretende orientar las zonas principales al sur, y negar la orientación norte. Para ello se plantea una edificación, de dos plantas, más compacta y masiva hacia el norte mientras que hacia el sur la vivienda se desfragmenta en volúmenes, con remetimientos y patios, para ampliar la superficie de fachada expuesta al sol.

Esta idea se implanta en una tipología de vivienda en “L”. Uno de los brazos de la L, el orientado hacia el noroeste, acoge los usos secundarios como son el garaje, tendedero, cuarto de caldera, aseo, cocina y txoko. Todos ellos unidos en una relación lineal que favorece su funcionalidad. Perpendicularmente a este eje, se dispone el resto de usos de planta baja, el salón, la habitación principal con vestidor y baño, todos con orientación sur, y el núcleo de la escalera, como remate del distribuidor. Como elemento articulador de la planta baja se plantea un patio interior, el cual ilumina el pasillo y el vestíbulo.

Por otra parte los usos orientados al sur se hacen participes del espacio exterior mediante un porche que da acceso al resto de la parcela.

La planta primera mantiene la linealidad del distribuidor de planta baja, y cuenta con tres habitaciones y un baño.

La necesidad de mantener una privacidad con respecto a las parcelas colindantes es motivo añadido para excusar la disposición en planta de la construcción.

La cubierta se ejecutará a base de faldones inclinados con acabado de teja cerámica. Para el eje del garaje la cubierta irá ganando altura según la fuga de perspectiva del espectador que se aproxima desde el frente, esta continuidad de la cubierta se rompe con el volumen de la caja de escaleras que sobresale sobre el resto. En la fachada sur la cubierta ganará en altura desde el límite del porche hasta morir contra la fachada de planta primera.

Los acabados de las fachadas contarán con chapado de piedra cuarcita gris-blanca para ciertos volúmenes, y el resto en monocapa color marfil.